Las peores mentiras y más vistas en los currículums

Todos alguna vez hemos exagerado algo en el currículum o conocemos a alguien que lo ha hecho. ¿El resultado? Antes o después te acaban pillando, eso es así. Jugar y mentir sobre conocimientos o habilidades que no poseemos no va a ninguna parte porque habrá que demostrarlo si finalmente nos dan el puesto. Jobandtalent ha hecho esta buena recopilación de las peores, y a la vez más vistas, en los CVs.

1. Los idiomas
La eterna tarea pendiente de todos los españoles: el inglés. Y en general, los idiomas. Por eso no dudamos en engordar nuestro currículum con un nivel medio-alto cuando en realidad no tenemos ni idea. El problema aparece cuando tenemos que justificarlo con un título, o si hemos de enfrentarnos a una conversación en inglés donde rápidamente se detectarán nuestras carencias.

2. Habilidades informáticas
Como ocurre con el inglés tendemos a rellenar nuestra experiencia de usuario con el ordenador. Lamentablemente, saber recortar una fotografía en Photoshop no es lo mismo que saber ilustración, y ser capaces de redactar un texto y guardarlo no nos convierte en grabadores de datos, y eso se verá al instante si nos someten a una prueba.

3. Exagerar nuestras funciones
Si uno echa un vistazo a algunos currículos, se diría que en España no existen empleados, sino únicamente jefes o encargados. Ya se sabe: gestión de equipos, cuando hemos trabajado codo a codo con un grupo de dos personas; diseño de imagen, por señalar cuál es el color que mejor le queda a la página de la empresa; seleccionador de personal por haber enchufado a nuestro cuñado…

4. Eliminar pasados empleos
Con esto nos referimos a intentar ocultar a un empleo por el fracaso de un proyecto o una salida inapropiada de la empresa, ante el miedo de que se puedan pedir referencias a dicha firma.

5. Nivel de estudios
La posesión de una licenciatura o máster es fácilmente comprobable, por lo que es inútil intentar hacer pensar al entrevistador que hemos terminado una carrera cuando no es verdad.

6. Experiencia laboral
Cuantos más trabajos presentemos en el currículo, menos probabilidades hay de que el seleccionador levante el teléfono para buscar referencias. Por eso, cargamos la lista y, ya de paso, fantaseamos un poco. Cuidado, porque un par de líneas pueden echar por tierra una candidatura completa.

7. Utilizar el “autoempleo” para camuflar los períodos de paro
En muchas ocasiones, se utilizan los hipotéticos trabajos como autónomo para rellenar esos huecos, ya que su comprobación es mucho más complicada.

8. Empresas en las que nunca se ha trabajado
Puede parecer disparatado, pero hasta un 18% de los participantes en la encuesta de Career Building reconocían haberse inventado puestos laborales.

Fuente: forbes.es

Anuncios

Acerca de David Herrero

Estudié CC. Empresariales y oposiciones para Auxiliar Administrativo. Recientemente acabé un Máster en Dirección de Recursos Humanos y colaboro con CyL Digital, a la espera de nuevos proyectos laborales.
Esta entrada fue publicada en Empleo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s