La carta de presentación, nuestra tarjeta de visita

Un currículum brillante, una buena preparación y una sólida trayectoria profesional son las mejores armas para conseguir un empleo. Pero todo ello puede puede resultar fallido si no acertamos con la presentación.

Este documento consiste en introducir brevemente tu candidatura a un puesto determinado a través de una carta en la que destaques cuáles son los puntos a tu favor de tu currículum para el puesto que se oferta. El objetivo de una carta de presentación es suscitar el interés de aquel que la recibe, de manera que es importante que dejemos claro, justificadamente, que no hay otra persona mejor que nosotros para el empleo en cuestión.

Para ello basta con un folio por una cara escrito de una manera clara y concisa. El esquema es sencillo. Empleo da estas pautas:

Encabezamiento: Empresa a la que va dirigida, nombre, dirección, teléfono. Conviene comprobar que los datos estén bien.

Saludo: Al ser una carta, sería conveniente que fuese dirigida a una persona en concreto. Llamaremos a la empresa previamente para asegurarnos de que tenemos el nombre correcto de a quién nos queremos dirigir.

Presentación del CV: Las cartas de presentación son para venderse a uno mismo, por lo que debemos destacar la parte de tu currículum en la que podría estar más interesado el empleador.

Referencia: Debemos mencionar el anuncio o medio por el que hemos obtenido la información al puesto vacante. Es posible que sea una carta espontánea y simplemente nos interese trabajar en una empresa concreta. Entonces expresaremos el conocimiento que tengamos de la empresa y explicaremos por qué estamos interesados en trabajar con ellos.

Motivación e idoneidad al puesto: Este es uno de los puntos más importantes de la carta. No debemos repetir lo ya expresado en el currículum que vamos a adjuntar a la carta. Aprovecharemos para destacar qué tenemos que ofrecer y por qué somos necesario para la empresa. Así, contaremos los logros anteriores, las capacidades y habilidades que nos hacen mejor candidato que el resto.

Deseo de mantener una entrevista personal: En este punto podemos ser creativos, más allá de concretar una entrevista, no descartemos proponer una cita para tomar un café o una reunión.

Despedida y firma: Podemos innovar en la despedida, siendo corteses y sin utilizar tópicos. Debemos incluir la observación de que se llamará para obtener respuesta. También es importante que la carta esté firmada: es un documento personal y no hay nada más único que una firma.

Fuente: 20minutos.es

Anuncios

Acerca de David Herrero

Estudié CC. Empresariales y oposiciones para Auxiliar Administrativo. Recientemente acabé un Máster en Dirección de Recursos Humanos y colaboro con CyL Digital, a la espera de nuevos proyectos laborales.
Esta entrada fue publicada en Empleo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s